Cordial

Lo que aprendí de mis aventuras con hombres casados

Actualizado a: Martes, 12 Enero, Tras una ruptura es difícil empezar una relación sexual. Ilustración Miguel Santamarina Eva Martínez Arredondo Compartir en Después una ruptura sentimental, sobre todo si se ha tratado de una relación larga, es habitual que aparezcan miedos e inseguridad a la hora de tener sexo con otras personas distintas a la pareja anterior. Por su parte, Lara Castro Psicóloga-Sexóloga, coordinadora del grupo de trabajo Sexualidad y Pareja del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña y directora de Placer ConSentidoapunta que tras una relación larga es posible que las relaciones sexuales tuvieran un gran componente de seguridad y confianza. A su juicio, al retomar la actividad sexual después de una ruptura sentimental puede aparecer vergüenza por mostrarse a otra persona, la autocrítica, el miedo al rechazo y la culpa por si es demasiado pronto para estar con otra persona. Por tanto, ambas psicólogas coinciden en que la rutina establecida por la pareja anterior, la tristeza tras la ruptura y la incertidumbre de estar con una persona nueva son factores de provocan los miedos e inseguridades al tener sexo después de terminar una relación sentimental. Cómo manejar estos sentimientos Sobre cómo controlar los sentimientos que tiene una persona al retomar su vida sexual después de una ruptura, Castro aconseja prestar primero atención a las emociones que uno siento y trabajarlas. Al respecto, Rosillo aconseja cerrar la herida que supone la ruptura, sin reproches ni rencor perdonando a nuestra expareja y a nosotros mismos; así como estando agradecidos por poder emprender nuevos caminos.

Conocer hombre 134832

Enfermedades Relaccionadas

Cómo hacer disfrutar a un hombre en la cama: sus zonas erógenas El sexo es un factor muy importante en las relaciones de pareja, ya que influye tanto en su contrato como en su estabilidad, no solo por la conexión física que se establece entre ambos miembros, sino todavía por la emocional. Allí donde —incluso después de la fase de enamoramiento— siguen saltando chispas, hay una unión hecha para durar. Y es que en la intimidad de la galán cobra un papel muy importante la comunicación entre ambos. Sin embargo, en ocasiones aparecen problemas que hacen que la vida sexual no resulte satisfactoria e incluso puedan enturbiar la relación de pareja. La falta de ambición sexual puede deberse a varias antecedentes temporales, como un embarazo, alteraciones emocionales, medicación En otros casos, se da por haber entrado en un década de rutina con la pareja o por la edad. En la generalidad de los casos, los problemas sexuales tienen el factor psicológico de abecé. Por eso, en estas situaciones conviene recurrir a la ayuda profesional ya es aconsejable en ambos casos para poner remedio.

Prioridades

Ya no me desea. Vamos a acabar divorciados. Pero lo cierto es que es normal que la intimidad venéreo cambie en el curso de cualquier relación, especialmente una que sea tan duradera como un matrimonio.

Comentario

Leave a Reply