Normal

Infidelidad femenina: ¿Por qué las mujeres son infieles?

Ellas son infieles, pero tienen sus razones Las maduras solo quieren a los jóvenes para un rato. En concreto, de unos 34 años. Así lo ha determinado una encuesta realizada por el sitio web de citas extramatrimoniales Gleeden. El compromiso es una cosa, y la diversión, otra. Tras entrevistar a Las razones que aportaron estas féminas son muy diversas, pero las respuestas mayoritarias viraban en torno a la mayor satisfacción sexual que les proporcionaban estos jovenzuelos. Parece ser que ellas los prefieren de una edad para unas cosas, pero para otras no. Así lo detalla la autora de la encuesta, Maïa Mazaurette, quien asegura que las mujeres desean separar su vida amorosa de su vida doméstica.

Mujer normal amante en 503547

Consultas en Mayo Clinic

Arrepentirse que la relación hace que los dos sean mejores personas. Compartir bienes mutuos, pero sin dejar de adeudar amigos y actividades fuera de la relación. Resolver los desacuerdos pacíficamente y con respeto. Toda relación debe actuar feliz a ambas partes. Respeto Se consultan lo que van a actuar. Ninguno de los dos trata de controlar al otro. Si tienen un desacuerdo —y es normal tenerlos— entreambos pueden decir lo que sienten, hablan hasta que resuelven las cosas y después hacen lo que ambos han planeado. Ambos se sienten en libertad de tener sus propios amigos e intereses fuera de la relación. Audición lo que tu pareja tiene que decir.

Los hombres siguen a la cabeza

Anteponer entre ambos casos es crucial, sobre todo a la hora de enmascarar estos encuentros a la pareja en cuestión. Ojo, no decimos que esté bien ni abogamos por ello y tampoco pensamos lo contrario pero baza si eres de los que pone los cuernos como si no, es importante que leas lo que tenemos que contarte. Una infidelidad de una noche de dos, de tres Solo has de ducharte, vigilar que no te haya visto nadie y, si fuera necesario, tener una coartada con alguien. Imagina que te vas a una cena a, pongamos, Valenciay allí conoces a una persona interesante, sexualmente al menos. Y una cosa lleva a la otra, risitas, que si qué divertida, que si qué guapa, que si otra copa de alcohol, que si un bailecito No hay peligro.

Comentario

Leave a Reply