Normal

¿Buscas el amor? 36 preguntas elaboradas por un psicólogo que te harán enamorarte sí o sí

Aunque la escritora usó las preguntas de Aron para enamorarse y que se enamoraran de ella, Aron las planteó en su estudio como una herramienta para generar intimidad, no necesariamente amorosa, de forma gradual. El objetivo era ayudar a los psicólogos a crear una relación cercana en el contexto de un laboratorio, de modo que se pudieran manipular y estudiar las variables de esta relación. Cuando Aron probó el cuestionario, distribuyó a algunos de los participantes en parejas de hombres y mujeres. Es decir, es posible que este cuestionario diseñado para abrirnos gradualmente funcione. Por si alguien quiere probarlo bajo su responsabilidadlo reproducimos a continuación. El estudio original requiere que se trate de alguien completamente desconocido. Los participantes han de leer en voz alta una pregunta cada uno, aunque ambos han de responderlas todas. Una vez terminado el cuestionario, los sujetos debían alejarse y responder a las preguntas de los investigadores.

Preguntas para 73051

También te puede interesar

Afectivo Pareja Hace 20 años, el psicólogo Arthur Aron reunió una serie de preguntas con el fin de alargar la intimidad entre sujetos desconocidos, ya se ha llegado a la conclusión de que también sirve para los que ya se conocían. Publicidad La efectividad del mismo entre el grupo de personas escogido para la ejercicio determinó que dichas preguntas podían depender para caer enamorado, tal y como les sucedió a dos de los sujetos del estudio, que fijaron su boda para seis meses después. Ya los personajes no se enamoraron, conectaron a un nivel increíble y entreambos lo manifestaron. Las preguntas, divididas en tres sets, deben contestarte con libertad y ser leídas por turnos, ya contestadas por ambos. Cada set lleva unos 15 minutos y al último se aconseja la actividad de mirarse a los ojos fijamente durante cuatro minutos, aunque no es obligatorio. Las preguntas son las que siguen: Set I 1. Tómate cuatro minutos para contar a tu compañero la biografía de tu vida con todo el detalle posible.

Los más vistos

El experimento consiste en que un macho y una mujer heterosexuales y sin conocerse, se sienten cara a cara y contesten a una serie de 36 preguntas. Tarde lluviosa de domingo, vino en mano y 36 preguntas por delante. Cuéntale la historia de tu vida con todo el anécdota posible en cuatro minutos a tu interlocutor. Segunda tanda: Comparte alguna característica que consideres positiva de tu interlocutor. Hacedlo cinco veces cada individuo. Tercera tanda: Si te vas a convertir en un amigo analógico a tu interlocutor, por favor, comparte con él o con ella qué sería importante que supiera. Sé bastante honesto, no digas las típicas cosas que dirías a alguien a quien acabas de conocer.

Este cuestionario forma parte de un experimento de 1997 sobre cómo crear intimidad

Existen, incluso, métodos para atraer y conquistar a la pareja y una de ellos es el que nos ha traído hasta aquí: El cuestionario de 36 preguntas para enamorarse del psicólogo Arthur Aron. Este estudio, a priori algo disparatado, se basa en la afirmación de que manteniendo una tertulia íntima y sincera dos personas pueden establecer un vínculo personal y lograr el entendimiento buscado. Es decir, antojarse. Este estudio tuvo su fase de experimentación en el que se seleccionaron a varias parejas de personas heterosexuales, que no se conocían de carencia, para sentarse uno frente al otro y charlar de manera íntima, respondiendo a las 36 preguntas elaboradas para el estudio. En él, asegura con firmeza que probando suerte con levante cuestionario terminó manteniendo una relación con un viejo compañero de universidad al que invitó para participar. Cada tiempo que pensaba en salir, mi afectividad invalidaba mi razón.

El psicólogo Arthur Aron experimentó con preguntas capaces de crear tal intimidad que enamoran.

Las 55 preguntas infalibles para enamorar algún El psicólogo Arthur Aron experimentó con preguntas capaces de crear tal familiaridad que enamoran. Tras varias semanas de pruebas y tras conseguir varios sujetos que respondieron en pareja a estas preguntas, dos de las parejas presentes llegaron a casarse. El experimento consistía, por tanto, en responder a estar 36 cuestiones y después los participantes debían mirarse a los ojos durante 4 minutos.

Comentario

Leave a Reply